fbpx
Seleccionar página

En nuestro aprendizaje sobre el suelo pélvico y nuestra salud íntima como mujeres no podemos olvidarnos de las relaciones que existen entre nuestro suelo pélvico y el resto del cuerpo. Una de las sinergias menos exploradas, pero igualmente crucial, es la que une el abdomen y el suelo pélvico.

¿Te habías imaginado alguna vez que el suelo pélvico estuviese tan relacionado con el abdomen?

Lo está y mejorar esa sinergia va a tener un impacto muy significativo en tu salud física.

En este artículo, vas a descubrir la importancia de esta conexión y cómo trabajarla para lograr bienestar y mejoras en tu suelo pélvico.

Qué es el suelo pélvico

No podemos hablar del vínculo abdomen/suelo pélvico sin tener claro qué es el suelo pélvico.

Así que antes de nada vamos a ver un pequeño repaso.

El suelo pélvico, también conocido como el «periné», es el conjunto de músculos, ligamentos, fascias  y tejido conectivo que forman una estructura en forma de red ubicada en la parte inferior de la cavidad pélvica.

Estos músculos desempeñan un papel fundamental en el soporte de los órganos pélvicos, incluyendo la vejiga, el útero y el recto.

Además, el suelo pélvico cumple un papel importante en el control de las funciones urinarias y fecales, así como en la función sexual.

Los músculos del suelo pélvico son responsables de mantener la integridad y la posición de los órganos internos, evitando que desciendan hacia abajo.

Es importante que puedas identificar tu suelo pélvico y detectar el estado del mismo. Si aún no has hecho este ejercicio mírate este artículo y si tu nivel de compromiso es mayor y quieres empezar a cuidar tu salud íntima y tu suelo pélvico puedes comprar el pack de “Autoexploración de tu Suelo Pélvico”.

Además si quieres empezar a fortalecer el suelo pélvico puedes empezar por este artículo con 3 ejercicios para hacer en casa.

Ahora que ya sabemos lo que es el suelo pélvico y su importancia vamos a añadir el abdomen a la conversación. Veremos cómo influye en esta preciosa máquina que es nuestro cuerpo.

 

Estabilidad abdominal y suelo pélvico

Los músculos abdominales y los músculos del suelo pélvico son grandes compañeros y trabajan juntos para un fin común. Pero, ¿cuál es ese fin?

Estos músculos trabajan en conjunto para brindar estabilidad a la columna lumbar y a la pelvis.

Anteriormente hemos hablado del suelo pélvico y qué partes lo componen.

Pero, ¿cuáles son los músculos abdominales?

Con el término músculos abdominales nos estamos refiriendo pricipalmente a el músculo transverso, los oblicuos y el recto abdominal.

Estos músculos son los responsables de mantener una postura adecuada (echa un ojo a la importancia de la postura en tu salud aquí ¡Es un básico!) y tener la fuerza necesaria para realizar actividades cotidianas de la vida diaria, desde levantar peso, pasando por ejercicio físico, hasta un simple estornudo.

 

¿Pueden unos músculos abdominales débiles causar dolor pélvico?

Sí, por supuesto.

Me explico.

Si estos músculos no tienen tono (los del abdomen o los del suelo pélvico; recuerda que trabajan en sinergia), el impacto pasa al suelo pélvico, el cuál sufrirá las consecuencias.

Antes de que te pongas como loca a practicar ejercicios abdominales como crunchs y otras burradas que pueden hacerte más daño que bien si tu técnica, postura o tono no son adecuados echa un vistazo a los ejercicios más aconsejados y respetuosos con el suelo pélvico aquí.

¿Puede el suelo pélvico débil aumentar la tripa? ¿Por qué es frecuente que sobresalga la parte inferior del vientre de las mujeres?

¿Están estas dos preguntas relacionadas?

Sí, pueden estarlo.

Un suelo pélvico débil y unos músculos abdominales débiles pueden causar esa protuberancia del vientre en la parte inferior (o superior)

Piensa que esa malla de músculos no está tersa. Se ha debilitado, distendido y ha empezado a ceder por el peso de los órganos, la mala postura y el propio peso corporal.

Incluso, puede ser aún más complejo que todo esto existiendo un desequilibrio entre unos músculos y otros.

Cada cuerpo es un mundo y cada uno reacciona diferente a diferentes circunstancias. De ahí la importancia de que si el problema ya es muy visible y está desarrollado, lo mejor es visitar a una fisioterapeuta especializada para que detecte la situación real y lo trate con las técnicas necesarias.

En este artículo te cuento cómo y cuándo debes buscar un profesional del sector de la salud de la mujer

 

Ejercicios abdominales para el suelo pélvico

La pregunta que tanto estabas esperando.

Arantxa, ¿qué ejercicios puedo hacer para mejorar la sinergia entre suelo pélvico y abdomen?

Te dejo a continuación algunas sugerencias de mi blog para que vayas realizando en casa desde YA:

3 ejercicios básicos para tu suelo

Abdominales para la mujer

Cómo hacer hipopresivos: 10 posturas para trabajar tu abdomen

El tronco de propiocepción o método 5p

Cómo utilizar el aro de pilates para tonificar los músculos abdominales

Y si quieres algo más guiado, con el paso a paso para hacerlo a tu ritmo desde la comodidad de tu casa estas son mis recomendaciones:

TU GYM PÉLVICO, un curso muy completo y éxito en ventas para poner tu suelo pélvico a tono.

Tienes también disponible mi curso de Abdominales Hipopresivos

¿A qué esperas? Escoge tu combo y pon esos dos amigos (abdomen y suelo pélvico) a tono. No más escapes de pis, no más distensión abdominal o tripa fuera y no más dolor.

ARANTXA SALDISE

ARANTXA SALDISE

Mujer, madre, emprendedora, fisioterapeuta, conferenciante, formadora, apasionada del deporte y de disfrutar la vida. Me encanta poder ayudar a otras mujeres a reencontrarse con su cuerpo en cualquier etapa de su vida ¿Te gustaría recuperar tu cuerpo y volver a ser tu misma? Escríbeme, yo te ayudo.