fbpx
Seleccionar página

En el artículo de hoy te voy a hablar de la diástasis abdominal o de la separación de los rectos abdominales. Si esto te suena a chino tienes que quedarte a leer el artículo. La diástasis es una afección muy común en las mujeres y, si no es tratada, puede conllevar a serios problemas para la salud femenina.

 Cuando hablo de rectos abdominales me refiero a la musculatura del abdomen, la más superficial y es la que igual conoces como “tableta de chocolate”, la que se marca fácilmente y que la tienen muchos deportistas y algunos de tus actores favoritos.

 Estos músculos que son los rectos están unidos por una fascia/membrana y esa fascia se puede separar. La separación entre ellos es lo que se conoce como diástasis abdominal.

 Esta separación ocurre de forma fisiológica en el embarazo. Es decir, para que nuestro abdomen se pueda distender y que nuestra tripa pueda crecer en función de las necesidades de crecimiento de nuestro bebé ocurre una separación de esa zona, permitiendo que la tripa se distienda.

 A veces, esta separación tras unos meses después del parto vuelve a su estado original. Pero no siempre ocurre así y la diástasis abdominal no vuelve a su estado original o empeora, ya sea por falta de tratamiento, por realizar ejercicio inadecuado, por coger peso o por un largo etcétera.

La diástasis abdominal es una separación de los músculos rectos del abdomen que puede suceder durante el embarazo y se puede identificar mediante un autoexamen palpando el ombligo.

 

Test para saber si tienes diástasis abdominal

 Lo ideal sería evaluar el estado de tu musculatura abdominal y tu diástasis con un ecógrafo ya que con eso podríamos tener más datos sobre el estado del tejido, medir la distancia exacta entre los rectos, valorar la contracción y respuesta de los músculos abdominales, ver si tu abdomen es funcional e incluso enseñarte a realizar los ejercicios adecuadamente.

 

Pro para que tú puedas hacer una primera valoración en casa voy a explicarte cómo realizar un sencillo test manual. Así podrás hacerte un ligera idea de si necesitas ayuda o no…

 Túmbate en el suelo sobre una esterilla o colchoneta. La superficie que elijas debe estar dura.

 Levanta la cabeza y observa tu abdomen. Si surge una especie de “cresta”, “alien” o “abultamiento” alrededor, por encima o por debajo de tu ombligo esto puede ser la primera señal de diástasis.

 Baja ahora la cabeza y pon dos dedos aproximadamente 2-3 cm por encima de tu ombligo. Ahora intenta incorporarte un poquito. Si tus dedos se hunden esto indica que existe una separación y, por lo tanto, hay diástasis.

 Hasta los 2 cm esta separación no se considera patológica, aunque también hay que valorar el estado del tejido y abdomen en general como te decía antes. A partir de 2- 2,5cm sería una diástasis leve y si se acerca a los 4 cm o más de distancia entre los rectos se considera grave, incluso quirúrgica (aunque he visto muchas diástasis horribles mejorar en consulta)

 Además de esto que es muy general hay que tener en cuenta otros factores como la profundidad del hundimiento, la tensión muscular y qué síntomas lleva asociados.

 

¿Qué puede confundirse por una diástasis abdominal?

 La diástasis abdominal se puede confundir con una hernia, puede conllevar a confusión en el diagnóstico.

 Tanto la diástasis como la hernia pueden presentar un abultamiento en la zona abdominal. Muchas veces suceden ambas.

 Pero hay que tener en cuenta que aunque ambas condiciones impliquen la separación de los músculos abdominales, en el caso de la diástasis los músculos se separan sin que haya una ruptura de la pared abdominal. Mientras que en una hernia existe un agujero en la pared muscular por la que puede protruir algún órgano interno. El cirujano es el profesional adecuado para valorar y diagnosticarte una hernia umbilical o abdominal.

 En el caso de una hernia es frecuente que la solución sea realizar una operación quirúrgica. Esto no siempre es recomendable en el caso de una diástasis o a menos no es el tratamiento de elección en primer lugar o sin ir acompañada de un adecuado tratamiento de fisioterapia.

 La diástasis abdominal es un sobre estiramiento o distensión que proviene de la debilidad muscular, el desequilibrio postural y otras costumbres mal adquiridas convertidas en rutina para tu cuerpo.

 En la mayoría de los casos para corregir una diástasis es necesario cambiar la alineación de nuestro cuerpo, corregir malas posturas y hábitos, así como realizar una serie de ejercicios específicos adecuados y una alimentación que mejore la calidad de los tejidos.

 Si necesitas ayuda con tu diástasis, escríbeme por whatsapp aquí y te cuento sobre mi métodos DRAS. Si prefieres de forma online o no eres de Alcalá de Henares o Guadalajara, mira mi curso de Abdomen AS para conseguir un abdomen funcional con el paso a paso con ejercicios y consejos específicos para prevenir y tratar esta afección. Toda la info aquí.

 

¿Qué órganos pueden ser afectados por una diástasis abdominal y qué consecuencias tiene?

 Habíamos dicho que la diástasis abdominal es la separación de los músculos rectos del abdomen.

 Cuando los músculos abdominales se separan los intestinos, el útero y otros órganos pélvicos sólo tienen una delgada banda de tejido conectivo al frente para mantenerse en su lugar.

 Esto quiere decir que su función se verá afectada causando diversos problemas de salud como:

 

 Por eso es tan importante conocer una serie de ejercicios especialmente recomendados y adecuados si sufres de Diástasis Abdominal o quieres prevenirla.

 De esta manera podrás evitar los anteriores problemas y mejorar la función de los abdominales y del suelo pélvico.

 Olvídate de los típicos ejercicios para el fortalecimiento del core y los abdominales de “toda la vida”. Nada de abdominales tipo crunch, tablas o, incluso, sentadillas si no las haces correctamente. Puedes empezar por aquí.

 Si no haces los ejercicios adecuados y de la manera adecuada puede que sin saberlo estés empeorando tu diástasis abdominal.

 “Se recomienda evitar ciertos ejercicios abdominales inadecuados, especialmente cuando estamos en casa sin supervisión profesional”.

  Aprende a prevenir y tratar la diástasis abdominal en mi curso Abdomen As, con el paso a paso para conseguir un abdomen funcional y dónde te enseño todos los consejos y ejercicios que doy a mis pacientes.

ARANTXA SALDISE

ARANTXA SALDISE

Mujer, madre, emprendedora, fisioterapeuta, conferenciante, formadora, apasionada del deporte y de disfrutar la vida. Me encanta poder ayudar a otras mujeres a reencontrarse con su cuerpo en cualquier etapa de su vida ¿Te gustaría recuperar tu cuerpo y volver a ser tu misma? Escríbeme, yo te ayudo.